Diners Club y sus aliados estratégicos forman la red más grande del país

Diners Club llega a los 51 años de hacer historia en el Ecuador liderando una red de alrededor de 50 mil establecimientos comerciales afiliados que, convertidos en sus aliados estratégicos, comparten su filosofía: garantizar al cliente un servicio, trato y beneficios inigualables.

Desde líneas aéreas, restaurantes y centros comerciales, hasta instituciones educativas y servicios públicos, Diners ha diseñado estrategias para incrementar la afluencia de clientes a dichos establecimientos otorgándoles capacitación para impulsar mayores y mejores ventas.

La consigna es ‘ganar – ganar’ con productos de calidad y revolucionar la atención y el servicio al cliente guiados por la responsabilidad social corporativa.

En el 2018, Diners ejecutó un programa de formación y aprendizaje para el personal de los centros afiliados y mejoró los procesos de afiliación de los establecimientos con la opción de ‘afiliación express’ (luego de la postulación y evaluación) que amplió la red de aliados estratégicos al mismo ritmo del crecimiento de los usuarios de la tarjeta.

Ese año, la red de establecimientos aliados a Diners Club sumó un total de 48.203 pertenecientes a diferentes giros empresariales.

Estas alianzas estratégicas con Diners Club son fuente de beneficio mutuo, destaca Gonzalo Troncoso, administrador de ‘Los Troncos’, un restaurante de especialidades que junto con la tarjeta de crédito ha emprendido un nuevo proyecto denominado ‘Chef Table’ (la mesa del chef); se trata de la instalación, dentro del local afiliado, de una zona privada donde se rompe la rutina del menú y se trabaja en los antojos de los comensales con servicio pausado y personalizado.

“Nosotros generamos propuestas de altura y esta es una de ellas porque apunta al mismo segmento del socio Diners, quien busca vivir experiencias nuevas y diferentes. Ahora, hay más gusto por el buen vivir, por tratarse bien y el segmento Diners es muy compatible con el nuestro, nos complementamos y hay ocasiones en las cuales -en una economía tan cambiante como la nuestra- estas alianzas se vuelven fundamentales”, recalca Troncoso.

El ‘Chef Table’ es una iniciativa de ‘Los Troncos’ que se puede ejecutar gracias a esta sociedad con Diners Club, cuenta el administrador, y “de hecho -añade- lleva el nombre de ‘Chef Table Diners Club’”; el proyecto nació hace más de dos años y se materializó hace ocho meses. No todos creen en proyectos como estos, enfatiza Troncoso; “la confianza lo hizo posible y por ello Diners es uno de nuestros grandes aliados”.

En Guayaquil, Alexander de la Rosa, gerente administrador del restaurante peruano Alameda de Chabuca, caracteriza a la relación con Diners como una alianza honesta, de confianza y de respeto. El establecimiento lleva 15 años siendo parte de la oferta gastronómica del Puerto Principal y, durante los últimos cinco, ha estado trabajando en las propuestas comerciales de Diners; éstas han potenciado el número de clientes del restaurante.

“Diners tiene una excelente atención al cliente y se distingue por manejar un cliente premiun. Es el cliente que cuando viene a Alameda de Chabuca disfruta del buen servicio, de promociones, utiliza la tarjeta con tranquilidad, es el cliente que está de acuerdo a nuestro target”, refiere De la Rosa.

Para el gerente, Diners Club representa ganancia, además de imagen y rotación, que es lo que más interesa a un negocio gastronómico; “usuarios satisfechos que vienen por el sabor y por la experiencia y que regresan porque saben que Alameda de Chabuca junto con Diners están en el ‘top of mind’”.

La capacidad de la tarjeta de lograr una sinergia entre promociones y consumo es lo que aplaude Jorge Macchiavelo, gerente general de Nouba, un restaurante gourmet del cantón Samborondón, con un menú de autor destinado a turistas locales y foráneos. Y eso, dice, “nos ha dejado clientes que repiten su visita una y otra vez; a cambio les ofrecemos una magnífica atención, servicio de primera y los mejores productos”.

Macchiavelo resalta el apoyo que Diners Club ofrece a través de la difusión de los eventos que organizan los establecimientos gastronómicos dentro de su amplia red de clientes y socios “que son de primera, tienen capacidad de compra y es a donde apuntamos”; por ello, sostiene el gerente, “hemos logrado con Diners una alianza exitosa: es una compañía seria y reconocida a nivel nacional, financieramente hablando es muy sólida”.

Razones suficientes las que mencionan todos estos líderes culinarios para que Diners Club se haya convertido en el aliado predilecto de las marcas asociadas al buen comer en el país. Sus ofertas de valor basadas en la innovación y en el conocimiento de los giros de negocio hacen que dichas alianzas perduren en el tiempo y consoliden la red más grande de establecimientos en el Ecuador.

El ‘Modo Tasty’ la opción para disfrutar de la mejor gastronomía

Disfrutar el tiempo en la mesa con un plato de cocina gourmet, de autor o tradicional es una de las muchas ventajas de ser socio del Mundo Sin Límites de Diners Club que con su propuesta comercial ‘Modo Tasty’ ha conquistado a sus clientes y sumado reconocimientos.

Su éxito cumple tres años y se ha convertido en una experiencia sensorial en donde la comida para los clientes de los restaurantes participantes se ha vuelto memorable.

¿Quién no ama una buena comida? La innovación y creatividad en esta propuesta que ha reactivado la gastronomía en las principales ciudades del país, ofrece un descuento del 50% en las  cartas más sobresalientes y variadas de los establecimientos gastronómicos que ofrecen experiencias de clase mundial.

El ‘Modo Tasty’, nació en el segundo semestre del 2016 como parte de las campañas promocionales de Diners para los restaurantes afiliados, excediendo las expectativas de sus clientes. Cobró una notable fuerza en 2018, duplicando las ventas y el número de establecimientos involucrados en esta promoción, que fue recibida con entusiasmo por los socios de 18 ciudades ecuatorianas.

A inicios de este 2019 el Modo Tasty, volvió a ser un referente para el impulso de la oferta gastronómica y volvió a adaptarse a la billetera de un alto número de socios,  con escenas gastronómicas de 34 restaurantes que ofrecieron platos creativos, cocinas heterogéneas y cultura de cocina variada como parte de los beneficios y privilegios exclusivos que ofrece una sola marca, Diners Club.

Cada plato tiene una historia que contar, nos relata Santiago Vintimilla, de La Gloria, un restaurante con diez años de historia en el mercado gastronómico de Quito y que ofrece una carta de alrededor de 70 opciones de comida peruana-mediterránea. “El Modo Tasty rompió los esquemas, trajo gente a los restaurantes en una época en que el tema de la recesión estaba complicando la economía, y con esta propuesta la gente vio una oportunidad para deleitarse comiendo bien y en ambientes agradables como el de La Gloria”.

Si bien el Modo Tasty es una oferta por temporadas, Vintimilla destaca que La Gloria ha recibido nuevos clientes que no solo llegan los miércoles de descuento; sus visitas se vuelven frecuentes y en muchos casos, se han convertido en sus fieles comensales.

Con Diners la relación es muy cercana, “estamos casados con la tarjeta”, apunta.

Alejandro Bolaños, gerente de Txerra, un restaurante de autor y de vanguardia que lleva siete meses en el mercado guayaquileño, dio sus primeros pasos junto con Diners y oferta comida latinoamericana con una carta que varía cada tres meses. “A nivel gastronómico es la tarjera con mayor presencia y mayor fuerza por el tipo de mercado y de clientes que manejan. Generalmente, un cliente Diners, es un cliente que viaja, que sabe del mundo, que sabe de gastronomía y tiene un alto valor de consumo. Todas las acciones que tomamos con Diners, sean puntuales o el Modo Tasty, nos han dejado gratos beneficios”.

Y se complementa con la exposición de marca por la cobertura de la tarjeta que crece año a año y su manejo de una alta cartera de clientes. “Cuando estamos en Modo Tasty de Diners Club[EBMA1] , no solamente es el día miércoles, nos salpica a otros días de la semana. El Tasty se transforma en negocio de volumen y llegan clientes que nos permiten en el día del descuento hacernos conocer. Diners tiene todo lo que nosotros buscamos para que la marca combine muy bien con nosotros y nosotros combinar muy bien con Diners”, recalca Bolaños.

La experiencia del ‘Modo Tasty’ para Le Fondue, un restaurante de comida suiza que opera en el Hotel Oro Verde de Guayaquil, fue un éxito con comensales nuevos y una exposición de la marca en las promocionales de Diners Club que le expuso ante su casi millón de tarjetahabientes entre socios y clientes.

“Como parte de esos nuevos clientes, atrajo a un segmento mucho más joven, más identificado con la tarjeta, que se informa más por las redes sociales, sabe a dónde direccionarse, cuál es el restaurante que quiere y eso es un plus, es ese segmento que como cadena lo tenemos como meta”, comenta Anita Ojeda, gerente de restaurantes del Hotel.

“Siempre queremos estar con Diners”, recalca Fernando Arrigorriaga, gerente general del Oro Verde, porque estar vinculados a una marca con historia y del mismo nivel “nos prestigia”. Por ello, el ‘Modo Tasty’ para el Hotel no es una apuesta donde busquen ingresos, “es exponer a los restaurantes, darlos a conocer y ofrecer lo mejor. Si damos un descuento hay que hacerlo bien. Es apuntar a que venga más gente, a conocer el restaurante y posicionarlo como una opción gastronómica de la ciudad”.

El concepto del ‘Modo Tasty’ inició en su segunda etapa el 10 de julio, en 114 restaurantes de Ambato, Baños, Cayambe, Cotacachi, Guayaquil, Ibarra, Latacunga,  Loja, Manta, Machala, Montecristi, Otavalo, Quito, Riobamba, Salcedo, Salinas y Santa Rosa, para ese público que reconoce a la gastronomía como un idioma universal y que solo Diners Club, un Mundo Sin Límites lo ofrece.